fbpx
Seleccionar página

Astérix, Obelix y el ecommerce

marcas-con-valores

Pasada la batalla del Black Friday y revisando los daños a la tropa, quedan claros los efectos del rodillo de Amazon, Aliexpress y sus primos hermanos.

Los grandes marketplaces han vuelto a multiplicar sus ventas y hasta condicionan nuestra cultura. Acabaremos comprando los regalos de Navidad en el mes del Black Friday (porque acabará siendo un mes).

No se puede competir a pecho descubierto contras los precios, la distribución o la publicidad de estos gigantes que todo lo pueden. De hecho, el morbo viene ahora por saber quién de ellos se hará con el liderato, y por lo tanto marcará el paso.

Los consumidores quieren marcas con valores

Mi reflexión se centra en analizar los restos que han quedado tras la batalla. Allí en una esquina, muy a lo lejos, se ve una pequeña aldea gala que ha medio resistido la embestida.

¿Y que tiene esa aldea gala? Pues son marcas que no pueden entenderse como etiquetas comerciales sino como representación de un espíritu, de una filosofía o de unos valores.

Algunos ofrecen productos alimentarios con origen en cultivos sostenibles; otros confeccionan prendas con productos orgánicos; otros más contratan a personas con riesgo de exclusión social.

La “militancia” en torno a una marca no puede replicarse, ni siquiera en China. Y en esto veo una alternativa, por la que incluso estamos dispuestos a pagar un extracoste.

¿Soy un romántico verdad?

Imagen de lauramusikanski de morguefile.com

Mis emails consiguen visitas y ventas. En tu mano está recibirlos.

También te puede interesar: