Es como el que nace con voz de barítono o con un cociente de 130. Te levantas todas las mañanas y ya está ahí, de serie. Sobrevaloramos a los nativos digitales, les otorgamos unas capacidades de las que ni siquiera ellos son conscientes. Tienen los pulgares más...

leer más